Acuerdo bajo mínimos

Acuerdo bajo mínimos

Artista en apuros 10-06-2018

Acuerdo bajo mínimos /  Blog. Treballem!! El web d'ocupació del sector festiu

"Artista en apuros", es el seudónimo bajo el cual un artista fallero nos ha hecho llegar este texto, denunciando la precariedad laboral que la profesión sufre en la actualidad.


"Las comisiones más modestas de la ciudad creen en el Volem Falla".

De este modo titulaba un periódico valenciano el 29 de mayo la llegada al acuerdo de un mínimo de 1.800 euros para la falla. Una palmada en la espalda a las comisiones más modestas, reconociendo su esfuerzo. Punto de vista que comparto completamente.

Pero ¿y el resto de comisiones?

Un grupo humano de 100 ó 200 personas, es capaz de superar esa cifra con creces, aún así, 1.800 euros es una cifra que les parece oportuna.

Todas las personas que estamos en la profesión conocemos el afán de muchos falleros por tener una falla que "llene la plaza", que por supuesto tenga un buen premio y a poder ser nueva. ¿Es posible todo ello por 1.800 euros?

Eso es imposible, y una burla a la profesión. Muchos falleros, incluso muchos aficionados, creen en la leyenda urbana de que el artista fallero maneja mucho dinero, lo cual es una falacia, incluso para los talleres que están en la especial o en primera. Este tipo de comentarios son ridículos y ofensivos, demuestran una gran desconocimiento sobre la profesión.

Ya sabemos de sobra lo duro que es ser autónomo, trimestres, IVA, todo tipo de facturas, aquella subida del IVA cultural, etc. Mantener un taller que sea 100% legal, en estas circunstancias, en ocasiones bordea la ruina si encima pretendemos "llenar una plaza" con 1.800 euros.

Y sabiendo esto, el propio gremio de artistas falleros, da por valida esa cifra. Condenando a muchos talleres a venderse demasiado barato. El famoso acuerdo, no beneficia a los artistas en absoluto. Es cierto que en la misma profesión, hay artistas primerizos que no apuestan por la rentabilidad, porque a fin de cuentas hacer fallas es una profesión, y buscan posicionarse a costa de no obtener beneficios como inversión de carrera. Esto que parece algo particular, nos afecta a todos negativamente.

¿Cuantos contratos se han perdido porque otro taller ofrecía el doble?

Incluso en una ocasión, recuerdo que me comentaron que un taller ofreció a una comisión del norte de Valencia los arreglos florarles para la presentación de sus falleras mayores a cambio del contrato de su falla. Esto me deja sin palabras.

Que entre nosotros mismos ofrezcamos ese tipo de ofertas, solo nos perjudica y crea una imagen distorsionada de lo que es la profesión. No todo vale. Por no hablar del concurso al peso de bocetos.

En definitiva, Tanto el gremio, como artistas y comisiones, no hemos acertado en absoluto en este acuerdo económico. Todas las partes tenemos culpa en la lamentable situación en la que muchos talleres se encuentran. Pero si aceptamos la cifra de 1.800 euros, nosotros mismos nos condenamos a la ruina.


Artista en apuros



la imagen pertenece a: keith Ellwood de su perfil en flickr.