Sacar partido a las redes sociales

Sacar partido a las redes sociales

Carmen Desmonts 27-05-2018

Sacar partido a las redes sociales /  Blog. Treballem!! El web d'ocupació del sector festiu

Carmen Desmonts Bengoechea es responsable de comunicación y community manager de Pyramid Consulting y Bufete Prolegue.


Cualquier asociación que quiera estar al día a nivel digital debe tener un perfil en redes sociales. No hace falta tenerlo en todas, y mucho menos si no estamos dispuestos a cuidarlas con el mimo suficiente.

Las redes sociales son la imagen que damos al resto de los perfiles digitales. Por eso, es imprescindible tenerlas cuidadas, con una buena imagen y mostrando, a todo aquél que lo quiera ver, que detrás hay un equipo que las cuida y trabaja en ellas.

Además, la irrupción de las redes sociales ha supuesto la democratización de la información. El que fuera cuarto poder se ha convertido, en muy poco tiempo, en un poder al alcance de cualquiera con conexión a Internet. Y eso, a pesar de los peligros que entraña (mucho se ha hablado de las fake news o del adoctrinamiento online), tiene también magníficos beneficios.

El mundo a un click

La proliferación de los perfiles en redes sociales va, en contra de lo que muchos puedan pensar, mucho más allá de volver a conectar con antiguos compañeros del colegio. Y si hablamos de asociaciones, mucho más allá de compartir una imagen bonita o una foto artística de nuestra última creación.

Ahora, estamos sólo a un "escribir" de estar enviando un mensaje al Presidente del Gobierno, al Papa o a Lady Gaga. Y lo mismo ocurre con las grandes marcas: están sólo a un puente de nuestros perfiles. Y, bien vistos, nosotros a un solo click de ellos.

Cómo contactar con grandes marcas a través de redes sociales

Las grandes marcas no son siempre las multinacionales ni las que más dinero facturen. Las grandes marcas, en este momento, son aquellas que están dispuestas a invertir en nuestra asociación cultural. Y precisamente esas son con las que queremos hablar.

Lo primero que hay que tener claro es que nadie va a querer contactar con nosotros a través de redes sociales si no las tenemos cuidadas. Y eso incluye desde acumular el mayor número posible de seguidores hasta interactuar lo máximo posible; pero no a cualquier precio.

Publicar los contenidos erróneos puede ser casi igual de perjudicial que no publicar. Cada publicación debe ser escogida, redactada e ilustrada de acuerdo a unos cánones. Y, para colmo, esos cánones cambian constantemente, puesto que se trata de un mundo que, como la tecnología, avanza a un ritmo vertiginoso. Pero no basta con publicaciones correctas y cuidadas. Además, hay que interactuar. Y eso supone elegir con quién hablamos, cómo lo hacemos y acerca de qué. Cuando nuestras redes sociales las gestiona un community manager con formación, no se limitará a responder los comentarios o agradecer los likes, sino que además provocará esas interactuaciones. Sabrá buscar a aquellos usuarios que necesita que hablen de su falla, hoguera, asociación cultural... y, moviendo los hilos adecuados, logrará que lo recomiende a sus seguidores. Estos, a su vez, harán lo propio, creando una red que, adecuadamente tejida, será el soporte de nuestra asociación.

Qué dicen de nosotros nuestras redes sociales

Sólo siguiendo estos pasos lograremos que nuestras redes sociales transmitan la idea que necesitamos que comuniquen. Sólo así estaremos diciéndole al resto de usuarios que nuestro proyecto merece la pena, que nuestras fallas son las más espectaculares, y que no se arrepentirán ni siguiéndonos en redes ni uniéndose a nosotros en la vida real.

Y si los usuarios de a pie funciona, provoca exactamente la misma sensación en las empresas. Todos aquellos que tengan en mente invertir en alguna propuesta cultural querrán hacerlo en la nuestra. Porque no basta con que nosotros sepamos que es la mejor, sino que también tenemos que mostrarlo.


Carmen Desmonts Bengoechea

www.linkedin.com/in/carmendesmontsbengoechea